Prueba gratuita de 30 días

Audífonos

La selección del audífono más adecuado debemos hacerla en función del grado de hipoacusia (pérdida auditiva), la forma de la curva de audición del paciente y las necesidades que tenga en su vida diaria. Teniendo siempre en cuenta las limitaciones, si existen, del conducto auditivo.

Es decir, tendremos que elegir entre diversos tipos de audífonos, tamaños, ubicación y gamas, el modelo más apropiado para cada persona.

Audífono MicroCIC

Audífono MicroCIC

Es alojado completamente en el interior del canal e invisible desde el exterior. Se ubica entre la primera y segunda curva del CAE (conducto auditivo externo). Es el más pequeño de todos. Sólo se adapta en pérdidas leves a moderadas (este sería el bebé de la familia de los audífonos intracanales)

Audífono CIC

Audífono CIC

Ubicado completamente en el extremo exterior del CAE, es pequeño y a medida. Se utiliza en pérdidas no muy altas y con dificultades en frecuencias agudas principalmente (éste es el segundo más pequeño de cuatro hermanos).

Audífono ITC

Audífono ITC

Va el canal auditivo con su tapa o faceplate en la parte exterior del conducto. Es el tercer hermano en tamaño y potencia. Nos permite compensar pérdidas un poco mayores que los dos anteriores.

Audífono ITE

Audífono ITE

Ocupa el primer tercio del conducto y la concha del pabellón auditivo. Nos da más potencia pero menos ventajas estéticas.

Audífono RITE/RIC

Audífono RITE/RIC

(Auricular dentro del Conducto Auditivo). Con el avance de la tecnología se ha conseguido unir la estética con la potencia y la calidad. Son audífonos muy pequeños, que se sitúan detrás de la oreja en la parte superior, y según el tipo de auricular que llega al oído (conduciendo el sonido casi a nivel timpánico) nos permite conseguir bastante potencia sonora y utilizarlos en pérdidas desde leves a severas siendo un modelo prácticamente invisible a la vista.

Audífono BTE

Audífono BTE

(Detrás de la oreja). Son audífonos externos, alojados detrás de la oreja que conducen el sonido al interior a través de un tubo hueco y un molde a medida. Se utilizan para pérdidas altas o muy altas normalmente. Tienen gran potencia sonora. Los hay mini, potentes y superpotentes.