Prueba gratuita de 30 días

Estudio audiológico

Realizamos un estudio completo y gratuito de su audición, para lo que contamos con los equipos de medida de última generación, que nos permiten determinar la localización de la pérdida y sus características.

¿Cómo funciona nuestro oído con los sonidos que percibe?

Los sonidos de nuestro entorno son un conjunto de ondas sonoras o vibraciones que circulan principalmente a través del medio aéreo, aunque también pueden viajar a través de medios sólidos o líquidos.

Audiometría

La audiometría es una prueba que permite conocer la capacidad que tiene una persona de escuchar los sonidos. Evalúa así el correcto funcionamiento del sistema auditivo humano.

Una audiometría no nos dirá exactamente qué fase del proceso de la audición no funciona correctamente, pero sí nos indica si la audición está alterada en la parte de la transmisión del sonido o vibraciones (sordera de transmisión) o en la parte más relacionada con el sistema nervioso (sordera neurosensorial), lo que ayuda mucho a decidir el tratamiento más efectivo.

¿Cuándo se hace una audiometría?

Se recomienda realizar una audiometría a todas las personas en las que se sospeche una pérdida de audición, lógicamente. También hay etapas de la vida en las que, aunque no haya una sospecha clara dehipoacusia, se recomienda someterse a una audiometría para detectar una pérdida de audición a tiempo.

No obstante la medicina preventiva aconseja realizar audiometrías anuales a partir de los 45 años de edad.

Cómo se hace la audiometría

Para realizarte una audiometría, cuando llegue a la clínica le harán unas preguntas generales acerca de su estado de salud y sobre las situaciones en las que ha notado dificultad para escuchar sonidos. Justo después, le observarán con el otoscopio el interior del conducto auditivo y el tímpano (otoscopia). Tras realizar este estudio básico, le pedirán que pase a una cabina o sala insonorizada.

En segundo lugar se realiza una sencilla prueba (impendanciometría y timpanometría) con diapasones o con un impendanciómetro en la que el paciente podrá permanecer pasivo. Para verificar el correcto funcionamiento del oído medio, tímpano y cadena osicular. Simplemente se observa si la transmisión del sonido es la correcta o esta alterada por alguna causa (resfriado, mucosidad, inflamación…)

Estudio audiológico

En tercer lugar, para la audiometría tonal liminar le pedirán que se ponga unos auriculares para estudiar la conducción aérea, es decir, la transmisión del sonido con normalidad a través del sistema auditivo. Después mediante un vibrador ósea apoyado en el hueso se estudia la conducción ósea, que sirve para saber si el oído interno y el sistema nervioso funcionan correctamente. El técnico o audiólogo que realiza la prueba emitirá unos pitidos con intensidad y tonos diferentes. Le pedirá que haga una señal cada vez que oiga un pitido; así se podrá identificar a qué volumen y tono no escucha bien los sonidos.

La siguiente prueba (logoaudiometría) consistirá en repetir una serie de palabras a distinta intensidad. Esto determinará el porcentaje de inteligibilidad del paciente, es decir “cuánto entiende una persona cuando se le habla. Esta parte de la prueba es la más importante, ya que se estudia cómo en el día a día hay dificultad para entender palabras o frases. ¿Alguna vez ha dicho “oigo que me hablan pero no entiendo lo que me dicen”?

Resultados de la audiometría

Los resultados de la audiometría se obtienen en el mismo momento de hacer la prueba, y deberán ser interpretados por un experto. En el informe figurarán una serie de datos que ayudan a comprender qué tipo de hipoacusia o sordera tienes.